HOLA, DISFRUTA DE DIFERENTES MANERAS TU PÁGINA DE "LA UNIDAD MORELOS":

martes, 5 de agosto de 2008

POESÍA EN PURÉPECHA

Carlos Montemayor
Las lenguas de América

ISMAEL GARCÍA MARCELINO* (poesía purépecha)

Nació en Ihuatzio, Michoacán, en 1964. Aprendió el Manejo de la Metodología para la lecto-escritura en Lengua P’urhepecha en la P’urhe Uantákueri Jurámukua, AC, Academia de la Lengua Purépecha, de la que es miembro fundador. Es profesor de la lengua p’urhepecha en el Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras (CELE) de la UNAM, a través de la Universidad Michoacana. Es miembro del Grupo K’uaniskuiarani de Estudiosos del Pueblo P’urhepecha de Pátzcuaro, así como del Karakateri Kurhamukutperakua, Consejo Editorial de la Lengua P’urhepecha. Es coautor de los libros Karani ka arhintani juchari anapu jimpo (Leer y escribir en lengua de nosotros) y del cuaderno de ejercicios de mismo material (Morelia, México, 1990). En 1995 publicó con el INAH, El lago de Pátzcuaro, su gente, su historia, y en 1997 el cuento Uákasi Úkuarheni. Es miembro del Colectivo Artístico Morelia, AC, con quienes publicó el poemario Antatsentani (número 50 de la colección Colectivo-Poesía, 2000). Es autor de la novela Alonso Mariano, escrita con el apoyo del Foescam, 2000-2001, y editada por la Dirección de Culturas Populares e Indígenas del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en 2004. Fue director del Museo del Estado en la Secretaría de Cultura de Michoacán y es colaborador del periódico La Jornada Michoacán y del suplemento Acento de La Voz de Michoacán

KÚSKAKUA

Tata janikua no
jaiapanentasinti
sési jási kúskakueni ka
xánku ia,
ménku ísi aunatani
kústatarasiinti charani ka pirirastani.

Antatseransinti diósi meiamukua íntspentani.
Jiánkani tarheta ka
anatapuecha pasak’usinti.

CONCIERTO

La lluvia no se conforma
con ser buena música y nomás, hace cimbrar el cielo con rayos y con truenos.
Baja hasta el campo para dar las gracias.
Las milpas y los árboles aplauden.

K’ERI

Eska na jucheti táate
erankuk’a
–ístu juchaeno anapu
k’uiripu–
no uinani janisinti.

Xerekua órhekuarhetini
eraasti na enka tarheta
pasak’auampka
eka k’éri ma janini jápka.

SANTIDAD

Como lo entiende mi padre
–lo mismo que la gente del
pueblo–, no llueve fuerte.

Cobijado con el capote
vio cómo aplaudían las
milpas
cuando estaba lloviendo
grande.

ÁSI JÁMA II

Ási jámae kústatichan jinkuni
ne máni
kámpusanturhu jatsintani.

Máruteru uarhiricha
ts’imanka mintsikuarheni jaka
áampe jatsi pari míteni
eska cha tsípepantani jaka.

CONSEJO II

Nunca lleves una banda
de música
para sepultar a un ser querido.

Los otros difuntos,
los que de veras descansan,
no tienen por qué saber
que tu dolor te da gusto.

SIUANARHIKUA

Juchiti uarhi uékaspti cocina
ma
jimanka nómentu
siuanarhipirinka
(estufaecha gas jimpo
no siuasinti).

Juchat’u ísi uékaspka.

Kta úri jurhasti ka charanda
jimpo iámentu pitsinarhitantasi
jít’uni tsitsikichani máru
karanarhikuaspka.
Inchatiru jimpo ma
ts’iraskaksi
ka kurhip’antaskaksi
jima kamanarhperatini
uaxakantaskaksi jorhentani.
Jurhasti chúrekua ka úntani
karanarhikuerani.

Jima irekaxati ia juchantsini
jinkuni.

HUMAREDA

Mi mujer quiso una cocina
que no se ahumara nunca
(la hornilla de gas no hace
humo).

Todos estuvimos de acuerdo.

Vino el albañil y lo enjarró
todo de tierra charanda,
yo mismo pinté unas flores.

Una tarde
tuvimos frío
hicimos fuego
y abrazados nos arrebujamos
a su alrededor para calentarnos.
Vino entonces la noche
y se retrató en las paredes.

Ahora vive ahí con nosotros.

XÁNI T’ÍNTSKUA

Útasi no kurhankusinka.
¿né na úa pari no xáni
kókuani eratsekua mót’akuni?

Juchaeno, acheticha
k’ueramu jimpoksi
erantusinti
xanarani
tata padrinunksi
erantutapantani.

Posterhuksi tirhirhukusti
lámparaecha ampe
ka nana kutsi ménku ísi
mereraskani...

¿Xáni t’íntskua
ampe úrakueski anti?

LUZ DE SOBRA

Todavía tengo dudas:
¿Cómo impedir que envejezca
tan pronto el pensamiento?

Los hombres en mi pueblo se alumbran
en la noche con antorchas de ocote
y así el padrino puede ver
el camino donde pisa.

Los postes cuelgan sus
lámparas encendidas
y la luna lo ilumina todo...
Carajo,

¿para qué tanta luz?

* De próxima aparición en el volumen compilado por Carlos Montemayor Las lenguas de América: recital de poesía II, que publicará el Programa México Nación Multicultural de la Universidad Nacional Autónoma de México

5 comentarios:

anys dijo...

Sesi jasï!!

Anónimo dijo...

y el poema kuskakua no tiene traducion

Anónimo dijo...

el poema no tiene traduccion y haci no le entiendo

Anónimo dijo...

i jindení jukaparakuesti, praksï aiamendu kuiripu anapuecha. Ka mitinijch picpiriecha para karani sesí jarastí. Tata Palacios.

Anónimo dijo...

Bueno quisas sea una de las pocas personas k de niño hable la lengua tarasca hoy pido la ayuda para buscar mis raices nesesito un buen poema para tatuarmelo ya k mi corazon y raices son indigenas por favor si hay alguien que conosca alguno por favor mandenme in email a fgtattoos@yahoo.com